jueves, 20 de noviembre de 2008

En algún lugar determinado, en el tiempo preciso, cuando ya nadie se detenga y los niños dejen de correr, se que me mirarás y dirás que de este frío me protegerás y abrirás las puertas que no me dejen salir. Yo estaré en el mismo piso de ayer, tratando unir el rompecabezas de mi vida… sin llorar, sin reír, sin sentir..
Pretendo alcanzar la mano sin dolor…
sin dolor de que?... sin dolor de quien?...
no dejes que me duerma...
no dejes que me valla.

1 comentario:

daniel cárdenas dijo...

"pretendo alcanzar la mano sin dolor" me encantó esa frase, me gusta como escribes